29 de enero de 2017

Lalibela - El fervor de sus gentes


Fieles, peregrinos, anacoretas, ermitaños, sacerdotes... todos confluyen bajo estos templos para rezar o leer las Sagradas Escrituras. La serenidad y el fervor de estas gentes impregna la roca labrada de la montaña, inundando al visitante, en cuanto respira el aire frío de sus cuevas.